Skip to main content

Versos de un 17 de enero

| Andrés Waksman |

Hoy sucedo, acontezco
la verdad, nada del otro mundo
un milagro como cualquier otro.

Oasis, un lugar para la soledad
conocer la soledad para terminar de conocerse
terminar de conocerse, un espejismo.

Pronto terminará todo y entonces volverá a comenzar
los finales e inicios dejarán de ser necesarios
ese día.

Manos que acarician un recuerdo
el pasado se vuelve innecesario, también el futuro
el presente y su contundencia.

Eje vertical que le recuerda a la tierra que hay un cielo
geografía inquieta que me agita, sismo subterráneo que me tiembla
millones de años para que el corazón se reconozca territorio seguro.

El mundo necesita el abrazo, el tejido, la piel
el mundo necesita mirarse a los ojos, verse, escucharse
el mundo necesita la belleza de lo humano
el mundo necesita saber que hay una puerta por donde salir, o entrar, da igual
el mundo necesita silencio, magia, misterio
yo soy el mundo.

Estoy llegando
he llegado
ya.

Andrés Waksman

Comments (37)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

IMAGEN: ANA BELÉN JARRÍN